Saltar al contenido

Aceite de oso: Beneficios y usos

beneficios del aceite de oso
Aceite de oso: Beneficios y usos
5 (100%) 1 vote[s]

El aceite de oso era un producto obtenido de la grasa de este animal desde el siglo 17 hasta la Primera Guerra Mundial como un remedio popular para detener la caída del cabello en los hombres y estimular el crecimiento de la barba. Hoy en día, este aceite es replicado por laboratorios sin utilizar la grasa del animal, obteniendo exactamente los mismos beneficios.

¿Qué es?

El aceite de oso provenía originalmente de la grasa acumulada por estos animales antes de invernar. Esta grasa contenía gran cantidad de nutrientes y se mezclaba con esencias de lavanda, rosas o almendras para enmascarar su fuerte olor. Este producto es poco conocido, pero en el pasado era demandado en gran medida, por lo que la caza del oso se transformó en una actividad lucrativa.

Debido a la creencia que el color del pelaje del oso definía los beneficios del aceite, empezaron a cazar en mayor medida los osos grises rusos y el oso pardo estadounidense, causando su desaparición en ciertos bosques. Esto llevó a la comunidad científica a elaborar un aceite natural que aportara los mismos beneficios.

El resultado fue una mezcla de aceite de jojoba orgánico, aceite de girasol, aceite de ricino, aceite de almendras, vaselina, aceite de oliva, vitamina E, derivados de la grasa del coco, colágeno y otras sustancias, las cuales, según investigaciones, son la mezcla ideal para simular las propiedades de la grasa del oso.

Beneficios

El aceite de oso verdadero brinda beneficios medicinales si es consumido, sin embargo, puedes obtener los mismos beneficios de otros productos que no provengan de la caza de este noble animal. En cambio, el aceite de oso elaborado por laboratorios brinda beneficios cosméticos inigualables que mencionaremos a continuación:

Para el cabello

Aporta brillo, suavidad e hidratación profunda al cabello reseco, siendo ideal para combatir el frizz. También estimula el crecimiento del cabello y combate la calvicie.

Contra la caspa

Al combatir la resequedad del cuero cabelludo, es muy útil para el tratamiento de la caspa. Además, alivia sus síntomas debido a los efectos calmantes que tiene sobre la piel del cuero cabelludo.

Para la caída del cabello

Se recomienda para evitar la caída del cabello ya que contiene aceites, vitaminas y minerales que fortalecen y humectan el cuero cabelludo desde su interior, fortaleciéndolo.

Para las pestañas

Puedes aplicarlo en las pestañas cuando buscas que crezcan llamativas y saludables. Su efecto es indirecto, no las hace crecer por sí solo, pero si acompañas su aplicación con una adecuada hidratación y alimentación, notarás la diferencia.

Para la barba

El aceite de oso puede utilizarse para moldear la barba e hidratar el vello facial y la piel que se encuentra debajo de él. Para aplicarlo debes frotarlo por toda la zona de la barba haciendo movimientos circulares, esto estimulará los folículos pilosos e incrementará la irrigación de sangre en la zona, fomentando el crecimiento de los vellos que se encuentran más débiles.

Usos

Entre los diversos usos que tiene el aceite de oso tenemos:

  • Alivio de la calvicie y la caída del cabello.
  • Nutre el cabello aportando brillo, resistencia, fuerza y suavidad.
  • Combate la resequedad de la piel y el cabello.
  • Humecta e hidrata el cabello.
  • Combate los hongos causantes de la caspa.
  • Fomenta el crecimiento del vello facial.
  • Ralentiza el envejecimiento de la piel.
  • Protege la piel de los climas fríos.

¿Cómo se utiliza?

Debes utilizarlo de diferentes maneras según el problema que desees controlar:

Para combatir la caída del cabello y la calvicie

Calienta el aceite a utilizar en el microondas o en baño de maría y aplícalo antes de bañarte. Moja tu cabello y masajéalo durante cinco minutos con movimientos circulares. Luego, colócate un gorro y una toalla húmeda con agua caliente en la cabeza para que el aceite de oso penetre mejor en el cuero cabelludo.

Deja actuar y luego lava tu cabello con champú y agua hasta retirar el aceite.

Para la caspa

Aplica aceite de oso en tu cuero cabelludo, espárcelo con un masaje y déjalo actuar por 20 minutos. Luego, enjuaga con abundante agua. Repite durante dos semanas para notar resultados.

¿Cómo prepararlo en casa?

Si deseas preparar aceite de oso en casa con productos naturales, puedes elaborarlo siguiendo la siguiente receta. Recuerda utilizar solo productos naturales y no imitaciones sintéticas:

  • Aceite de jojoba orgánico.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Aceite de ricino.
  • Aceite de girasol.
  • Aceite de almendras.
  • Vaselina.
  • Algunas capsulas de vitamina E (En perlas).
  • Colágeno.
  • Grasa de coco.

Mezcla los ingredientes en las mismas proporciones hasta obtener un aceite líquido y manejable. Almacena en la nevera en un recipiente hermético y previamente desinfectado.

Contraindicaciones y precauciones

  • No usar durante el embarazo y el período de lactancia.
  • Antes de utilizarlo por primera vez, aplica una pequeña cantidad en la parte interior de tu muñeca y deja actuar para descartar posibles reacciones.