Saltar al contenido

¿Para qué sirve el cold cream?

Para que sirve el cold cream
¿Para qué sirve el cold cream?
5 (100%) 1 vote[s]

La cold cream es un cosmético cuya historia se remonta a Galeno, un médico griego del año 150 d.C., quien la creó mezclando agua de rosas, aceite de almendras y cera de abeja. Desde tiempos remotos se empleaba para aliviar la resequedad de la piel y hoy en día vuelve a ganar popularidad de la mano de grandes marcas de la cosmética.

¿Qué es?

Esta crema debe su nombre al inglés y su traducción literal es “crema fría” y es elaborada a partir de aceite de almendras dulces, cera de abeja, parafina y agua de rosas.

Su nombre proviene de la sensación de frío que dejaban las antiguas cold cream sobre la piel. Esto se debe a que es una emulsión de agua en aceite (que permanece en la piel) y no una emulsión de aceite en agua (que se evapora fácilmente).

La historia de esta crema se remonta a unos 2000 años en el pasado. Fue el médico griego Galeno, quien la inventó como un ungüento curativo para reparar y proteger la piel. Desde ese momento era preparada en farmacias, boticas y en los hogares hasta que en el siglo XIX se convirtió en un cosmético industrial.

A partir de su industrialización la fórmula de la crema sufre transformaciones, se hace más suave, menos espesa, se absorbe con mayor rapidez y los aceites vegetales son sustituidos por sustancias menos costosas.

¿Para qué sirve?

Hoy en día las cold cream empiezan a ser recomendadas para pieles sensibles y con tendencia a padecer de resequedad. También se recomiendan para tratar la resequedad en la piel de los bebés.

Para la piel

Se recomienda su uso en pieles sensibles, secas y extrasecas, debido a sus propiedades hidratantes y reengrasantes.

Esta crema hidratante es nutritiva, reparadora y protectora de la piel. Tiene la capacidad de protegerla de las inclemencias del clima, sobre todo en caso de climas fríos. Es la mejor solución para evitar la deshidratación y la tirantez que provocan las bajas temperaturas en la piel.

Para los bebés

Puede humectar la piel de los bebés y se recomienda especialmente para aliviar los problemas provocados por los pañales.

Para afecciones cutáneas

En farmacias se pueden encontrar preparados de cold cream para tratar la piel de los niños, la piel sensible y aliviar afecciones cutáneas como la atopía y la psoriasis. Para estos casos es especialmente recomendable la cold cream con glicerina.

Para la sequedad en la piel

Es ideal para tratar las manos estropeadas y agrietadas; además de pies secos, codos, rodillas y talones con durezas. Para estos casos es recomendable el uso de la cold cream con aceite de almendras y urea. Esta sustancia contribuye a evitar que la piel pierda la humectación.

Composición

Existen muchas formulaciones de cold cream en el mercado. Sin embargo, para ser efectivas, todas deben de contener estos tres ingredientes básicos:

Agua de rosas: Actúa como un antiséptico y previene infecciones, relaja y descongestiona la piel, es antioxidante, ilumina la piel, suaviza estrías y favorece la creación de colágeno.

Aceite: Puede ser de cualquier tipo, pero el más recomendable es el de almendras, ya que contiene una elevada cantidad de vitamina E. Es necesario en casos de psoriasis, eccemas y dermatitis.

Cera de abeja: Tiene propiedades emolientes e hidratantes. Crea una película que protege la barrera hidrolipídica de agentes dañinos. Se recomienda para aliviar magulladura, quemaduras e inflamaciones.

¿Dónde se puede comprar?

La puedes adquirir en farmacias bajo un nombre genérico o en cosméticas bajo las marcas Avéne, Mustela, Bioderma y Ponds.

Fuente:

(1) https://bellezaactiva.com/2016/01/20/que-es-el-cold-cream/
(2) https://www.miarevista.es/belleza/articulo/vuelve-la-cold-cream-371445256162
(3) https://cafeconesenciademujer.wordpress.com/2013/03/05/cold-cream-y-eso-que-es/