Saltar al contenido

Sábila para la cara: Propiedades y usos

sabila para la cara
Sábila para la cara: Propiedades y usos
5 (100%) 1 vote[s]

Es muy conocido que las reinas de Egipto Nefertiti y Cleopatra, utilizaban aloe vera o sábila para cuidar de la piel de su rostro. Esta milenaria planta es muy beneficiosa para tratar problemas como el acné, ya que tiene propiedades astringentes que regulan la cantidad de grasa que secreta nuestra piel. Además, la sábila tiene propiedades hidratantes que podemos aprovechar en forma de mascarillas.

¿Qué es?

La sábila es una planta típica de regiones muy cálidas o secas que tiene hojas suculentas llenas de un cristal de gel muy aprovechado por sus propiedades medicinales y cosméticas.

Esta planta puede ser aprovechada directamente. Solo debes cortar una hoja, eliminar las espinas y la cáscara y aprovechar los cristales de gel.

¿Para qué sirve?

La sábila tiene diversas aplicaciones en nuestro rostro, es casi una planta milagrosa que permite tratar diferentes problemas y afecciones de la piel:

Nutre e hidrata

Tiene un elevado contenido en mucilagos, vitaminas, aminoácidos, grasas insaturadas y polisacáridos, por lo que puede penetrar hasta las capas internas de la piel y nutrirla profundamente. Además, combate la sequedad de la dermis e impide que pierda su humedad natural.

Regenera la piel

Contiene una sustancia denominada alantoina, la cual tiene propiedades reparadoras para la piel. Restaura los tejidos dañados y estimula la producción de nuevas células a la vez que elimina aquellas que no se encuentran en buen estado.

Rejuvenece el rostro

La sábila es antioxidante y detiene la acción de los radicales libres. También produce fibras fibroplásticas necesarias para la formación de colágeno y elastina en las dermis. Todas estas propiedades retrasan la aparición de los signos de la edad en el cutis. Tiene la capacidad de reducir las arrugas existentes y preservar la juventud en el rostro.

Combate el acné

Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias combaten las bacterias responsables del acné y reduce la inflamación provocada por esta afección. También calma la piel afectada y previene futuros brotes de acné.

Elimina manchas y cicatrices

Tiene la capacidad de aclarar las manchas oscuras provocadas por la edad o por la exposición al sol gracias a su contenido en vitaminas C y E. además, sus propiedades regeneradoras reducen el tamaño y la visibilidad de marcas de acné y cicatrices.

Aliviar irritaciones y quemaduras

Estimula la regeneración de la piel en caso de irritaciones y enrojecimiento, proporciona alivio luego del afeitado o la depilación y calma el escozor causado por quemaduras superficiales y estimula la recuperación de la piel luego de sufrir quemaduras solares.

Apto para todo tipo de pieles

Sus propiedades hidratantes y regeneradoras convierten la sábila en un producto recomendado para todo tipo de pieles, desde grasas hasta secas. Está indicado para la piel sensible gracias a su acción nutritiva y calmante.

Efecto calmante

Luego de depilarte es normal quedar con el rostro enrojecido, si tienes sábila en casa, coloca el gel a enfriar en la nevera antes de depilarte y aplícalo en las zonas enrojecidas después. Notaras como la inflamación se reduce en tan solo unos minutos.

Propiedades

Existen más de 250 variedades de Aloe y solo cuatro son indicadas para uso curativo y medicinal. La más rica en nutrientes es la variedad Aloe Barbadensis, por lo que debes asegurarte de comprar esta variedad para aprovechar sus propiedades:

  • Es rico en saponinas, lo que le da propiedades antisépticas.
  • Alivia las pieles sensibles, enrojecidas o descamadas.
  • Ayuda a eliminar células muertas.
  • Nutre intensamente la piel.

Usos

En el cuidado facial el aloe vera tiene numerosos usos:

  • Desaparecer marcas y cicatrices en el rostro.
  • Eliminar arrugas.
  • Hidratar la piel.
  • Controlar los brotes de acné.
  • Combatir las manchas en la piel.
  • Aliviar las irritaciones y quemaduras.

¿Cómo se aplica el aloe vera en el rostro?

Si deseas aplicarlo puro primero debes cortar una hoja por la base, eliminar las espinas de los laterales y retirar la cascara superior de la hoja, luego extrae el cristal con una cuchara.

Toma el gel, tritúralo con un tenedor y aplícalo en el rostro como una crema hidratante. También puedes cortar cuadritos del gel, tomar uno y frotarlo en el rostro con movimientos circulares. Guarda el gel sobrante en la nevera en un envase limpio y seco. Sus propiedades se mantendrán por 7 días, por lo que deberás aprovecharla antes que se estropee.

Puedes permitir que tu rostro lo absorba por completo o dejarlo sobre el rostro unos minutos y retirarlo con un poco de agua tibia.

Aunque puede ser utilizado puro, también puedes preparar algunas mascarillas:

Mascarilla para el acné

Toma el gel y agrégale cilantro finamente picado, dos cucharadas de leche, una de miel y otra de cúrcuma. Mezcla muy bien y aplica la mascarilla en las zonas afectadas de tu cuerpo o rostro. Deja actuar por 10 o 15 minutos.

Las siguientes mascarillas deben dejarse actuar durante 20 o 30 minutos y deben enjuagarse con agua fría o tibia:

Mascarilla hidratante

Mezcla 2 cucharadas de gel de aloe vera, 1 cucharada de yogurt natural, la yema de un huevo y 1 cucharada de aceite de oliva.

Mascarilla rejuvenecedora

Mezcla 2 cucharadas de gel de sábila, 2 cucharadas de aceite de rosa mosqueta y el contenido de 2 capsulas de vitamina E.

Mascarilla para las manchas de la cara

Mezcla 3 cucharadas de gel con 5 cucharadas de agua de rosas. Aplica sobre el rostro y en las zonas donde presentes manchas.

Contraindicaciones y precauciones

  • Aunque la sábila no tiene contraindicaciones ni suele provocar efectos secundarios, debes probar primero en la parte interna de tu muñeca para descartar posibles reacciones.
  • Si notas picazón, hinchazón o enrojecimiento luego de aplicar sábila, suspende su aplicación de inmediato.
  • Es probable sufrir reacciones si adquieres geles industrializados, por lo que siempre se recomienda adquirir la planta y mantenerla en casa.